Los contratos de trabajo en el sector hotelero

Costa Rica se caracteriza internacionalmente por ser un destino turístico enfocado mayormente en la explotación de los recursos naturales y es un país reconocido como símbolo de respeto a la naturaleza, es por esto que una gran parte del turismo se desarrolla en las zonas costeras en donde las empresas hoteleras son las que reciben la mayoría de turistas provenientes de todas partes del mundo y también del turismo nacional.

El desarrollo turístico es esencial para la economía del país, justo por este motivo resulta importante que las empresas hoteleras se asesoren legalmente para mantener sus operaciones dentro de la legalidad, reducir costos, aplicar medidas preventivas y garantizar un estado ideal en las condiciones contractuales y laborales de sus colaboradores.

En cumplimiento de la legislación laboral costarricense, los patronos del sector hotelero deben asegurarse de cumplir a cabalidad con todos los requisitos y regulaciones que establece el Código de Trabajo de Costa Rica en lo que refiere a los contratos individuales de trabajo, ya sean por tiempo determinado o por tiempo indefinido.

La recomendación principal es que se estipule un contrato escrito de trabajo que contenga todos los elementos esenciales designados por la Ley, entre estos se destacan los siguientes:

  • Identificación de las partes contratantes.
  • Duración del contrato.
  • Jornada y horario de trabajo.
  • Sueldo o salario a percibir por el trabajador.
  • Lugar y fecha de celebración del contrato.
  • Firmas de los contratantes.
  • Demás estipulaciones y acuerdos que convengan las partes.

En razón del tipo de servicios que brinda el sector hotelero y por estar íntimamente relacionada con el turismo sucede que los meses del año se dividen en dos partes denominadas comúnmente como «temporada alta y temporada baja”. Esta situación es provocada por razones climáticas y una mayor afluencia de turistas durante ciertos meses del año y por ello es común que las empresas hoteleras se vean en la necesidad de implementar los contratos de trabajo de tipo temporal ya que, debido al aumento de visitas a sus locaciones, los mismos deben incrementar su personal durante un determinado lapso para cubrir la demanda, dándose así un contrato por tiempo determinado el cual es establecido en función de un período de tiempo previamente estipulado, tiempo que puede ser pactado por días, meses, años o incluso por realización de alguna obra determinada.

En la legislación laboral costarricense se encuentran delimitados los tipos de contratos y se establecen las implicaciones legales y económicas de cada uno y, el contrato por tiempo determinado o llamado comúnmente temporal no escapa de ello y es por eso que resulta fundamental que el patrono hotelero que se vea en la necesidad de utilizar la figura se asesore correctamente y se garantice el cumplimiento a cabalidad de todas las disposiciones legales que le aplican al contrato temporal que requiera según su necesidad empresarial.

Debido a la modalidad de trabajo requerido por el sector hotelero es común que se pueda dar una precarización del mercado laboral turístico, ya que la contratación de mano de obra local, si bien ayuda a los ingresos nacionales también puede provocar que se den abusos patronales, muchas veces justamente por el desconocimiento y poca asesoría legal de los patronos a la hora de las contrataciones. Es por ello que se recomienda una asesoría legal preventiva para prevenir futuras demandas judiciales en contra de la empresa patronal, así como una regulación que organice la sobrecarga de trabajo, se de una disminución de las horas extras y el respeto a condiciones laborales óptimas.

Contáctenos hoy mismo y realice sus consultas, en RJM Abogados le brindamos asesoría laboral preventiva para el correcto funcionamiento de su empresa o negocio hotelero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTAR

Abrir chat