Teletrabajo en Costa Rica

Con la llegada de la pandemia mundial causada por el COVID-19, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ha fomentado a las empresas a implementar la figura del teletrabajo en todos aquellos puestos y centros de trabajo en donde sea posible aplicar esta modalidad, todo esto como una medida para la disminución de la propagación del virus y con el objetivo de cumplir con las alertas sanitarias y recomendaciones dadas por el Ministerio de Salud, sin embargo, es importante tener en cuenta que esta es una figura que ya ha sido promovida anteriormente justamente con la finalidad de regular e implementar el teletrabajo tanto en el sector público como en el privado.

El año anterior (2019) fue promulgada la Ley N°9738 “Ley para Regular el Teletrabajo” la cual tuvo como objeto promover, regular e implementar el teletrabajo como un instrumento para la generación de empleo y la modernización de las organizaciones públicas y privadas a través de la utilización de tecnologías de la información y comunicación, asimismo, con ella se buscó aumentar la productividad, la reducción de los costos y la movilidad urbana, entre otros.

El aspecto más importante para la aplicación de esta figura es que se debe tener claro que el teletrabajo es voluntario tanto para la persona trabajadora como para la persona empleadora y, por lo tanto, se debe llegar a un acuerdo entre las partes, por lo que se recomienda que la aplicación de la figura se dé por medio de un contrato o adenda, así como la inclusión de esta modalidad en la política laboral interna del centro de trabajo. En dicha adenda o contrato se deben incluir todos los aspectos acordados, incluidos los criterios de medición, evaluación y control de la persona tele trabajadora, así como las condiciones, obligaciones, derechos y responsabilidades que deben asumir ambas partes.

Obligaciones.

La parte empleadora debe cumplir con una serie de obligaciones tales como:

-Proveer y garantizar el mantenimiento de equipos, programas, valor de energía y viáticos. En el caso que el empleado realice el teletrabajo con su equipo personal (por mutuo acuerdo) se exime de responsabilidad a la persona empleadora sobre el uso del mismo. Sin embargo, dado que el equipo es del trabajador, este deberá permitir al empleador el libre acceso a la información que sea propiedad del patrono, tanto durante como al finalizar la relación laboral, respetando los derechos de intimidad y dignidad, así como la confidencialidad.

-Capacitar al trabajador para el adecuado manejo y uso de los equipos y programas.

-Informar sobre el cumplimiento de normas y directrices de salud ocupacional y prevención de riesgos del trabajo.

Asimismo, las principales obligaciones de la parte trabajadora son:

-Cumplir con los criterios de medición, evaluación y control determinados en el contrato o adenda y ajustarse a las políticas y códigos de la empresa.

-Reportar e informar al empleador cualquier tipo de daño, robo, extravío, destrucción o cualquier improviso que ocurra en el ejercicio de sus funciones, así como cualquier situación que se le presente y que le impida realizar sus funciones de manera regular.

-Cumplir con el horario establecido, su jornada laboral y disponibilidad, cualquier tipo de incumplimiento expone al trabajador a las sanciones disciplinarias de la misma manera que si el colaborador estuviera trabajando físicamente en las instalaciones del centro de trabajo.

Esta modalidad de empleo debe siempre respetar las disposiciones del Código de Trabajo y demás instrumentos jurídicos y legislación referente a la protección de derechos humanos y del trabajo, así como lo referente a los riesgos de trabajo.

En RJM Abogados le podemos brindar la asesoría necesaria para la implementación y regulación del teletrabajo en su empresa, contáctenos ahora mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTAR

Abrir chat