Cuentas por cobrar ¿Cómo cobro?

Las cuentas por cobrar son todas aquellas deudas o créditos que contrae la persona física o jurídica con el respectivo proveedor en razón de la adquisición de bienes o servicios.

Se puede cobrar mediante la interposición de un proceso Monitorio Dinerario en el cual la persona acreedora podrá recuperar el pago de capital, los intereses liquidados, los futuros, costas personales y procesales.

¿Cuánto tiempo tengo para interponer el proceso?

Es importante tomar en cuanta que la ley establece un plazo determinado de tiempo para exigir el pago obligacional de la deuda, en donde se debe examinar el derecho de fondo aplicable a cada título, por ejemplo, la base de ejecución más usual en los procesos de cobro son las facturas, mismas que tienen plazo de 1 año de prescripción, en otras palabras, el acreedor cuenta únicamente con un año para exigir el pago respectivo.

Requisitos para la presentación de la demanda

-Es indispensable presentar un documento que acredite lo pretendido en el proceso

-El documento puede ser público o privado.

-Se considera idóneo siendo o no un título ejecutivo, por mencionar algunos:

a. Pagaré

b. La factura física o electrónica

c. El cheque sin fondos

-Se debe presentar el documento original. Si solamente posee la copia, esta debe tener firma original

¿Qué sucede con las facturas electrónicas?

Se recomienda presentar una certificación de adeudo contable, emitida por un contador público autorizado para poder ser objeto del proceso.

¿Cómo puedo declarar una deuda como incobrable para efectos de reducirlo del impuesto de renta?

a. Las cuentas incobrables deben ser del giro habitual del negocio, por lo que deben estar sustentadas y justificadas como tales.

b. Se debe agotar la vía legal

  • La gestión de cobro administrativo
  • La gestión de cobro judicial

c. Deben de haber transcurrido al menos 24 meses desde el vencimiento de la deuda

BENEFICIOS de presentar el proceso de cobro

-Puede embargar las cuentas corrientes del deudor

-Puede embargar los bienes muebles e inmuebles del deudor.

-Puede declarar una deuda como incobrable y así gestionar un deducible del impuesto sobre la renta, en un periodo determinado.

-Es un mecanismo ideal para ejercer presión y recuperar el dinero que le pertenece.

¡Asesórese hoy mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTAR

Abrir chat