¿Qué hacer ante el fallecimiento de una persona?

Cuando una persona fallece, los bienes de esta debe ser trasladados a sus herederos. Independientemente que exista o no testamento, debe realizarse un proceso sucesorio, comúnmente conocido como “Mortual”, misma que puede tramitarse en un Juzgado Civil, o de una forma más expedita ante un Notario Público.

Requisitos indispensables:

-Que no se encuentren menores de edad o incapaces involucradas.

Que todos los beneficiarios se encuentren de acuerdo, es decir, que no exista controversia entre las partes.

¿Cómo funciona un sucesorio en vía notarial?

Este proceso se divide en 5 etapas a saber:

1. Solicitud de Apertura de Proceso: Se acude ante un notario público y se solicita por parte de los beneficiarios. El Notario publicara un edicto donde se realiza el llamado a los interesados y acreedores informándoles de la apertura del proceso. Se les concede 30 días para que informen de su presencia y hagan valer sus derechos mediante la presentación de documento idóneo que acredite su interés.

2. Confección de Inventario: El notario realizará un inventario de los bienes que poseía la persona que falleció. En este se incluirán bienes vehículos, propiedades, dinero, mobiliario, colecciones de arte y demás. Si el bien tiene asignado un valor fiscal actualizado, se tendrá este como valor real.

3. Nombramiento de Albacea. Se nombrará un albacea, que administrará la herencia mientras se finaliza el proceso sucesorio. Este deberá rendir un informe ante los herederos sobre la administración de los bienes, en dicho informe incluirá lo que hubiere percibido por concepto de alquileres, gastos por concepto de mantenimiento, entre otros. 

4. Nombramiento de Perito: El notario nombrará a un perito que realice la valoración de los bienes, éste emitirá un informe que deberá ser aprobado por los herederos.

5. Distribución de bienes: reunirán los beneficiarios o herederos según sea el caso para acordar la distribución de los bienes, para ello, el notario a cargo realizará el traspaso de los bienes de acuerdo a la voluntad de los mencionados beneficiarios. Se debe tomar en cuenta que un mismo bien puede ser proporcionalmente adjudicado a varias partes

¿Cuánto tiempo dura un proceso en vía notarial a diferencia de la vía judicial?

Generalmente, el tiempo de duración de la tramitación de un sucesorio por esta vía, será de dos meses, a diferencia de un proceso en el Juzgado Civil que podrá tardar hasta dos años.

RJM Abogados

@: info@rjm-abogados.com

#: 2237-9096, 8727-4798

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTAR

Abrir chat