Suspensión Laboral y Reducción de Jornada en Tiempos del COVID-19

La figura de la suspensión laboral ha estado presente en la legislación laboral costarricense, sin embargo, su uso ha incrementado ante el decreto de emergencia nacional en tiempos del COVID-19, por tratarse de una de las situaciones de caso fortuito o fuerza mayor previstos por el Código de Trabajo. Se debe aclarar que esta medida podrá ser parcial o total y no implica que los derechos y obligaciones entre patrono y trabajador se han extinguido, asimismo esta medida podrá ser tomada de forma unilateral por parte del patrono y comunicarla a la Inspección General de Trabajo dentro de los 3 días posteriores a la implementación. Sin embargo, en caso que el patrono desee finalizar el contrato deberá ser cubierto el monto correspondiente por derechos laborales adquiridos, preaviso y cesantía al trabajador.

Ahora bien, se ha autorizado la reducción de las jornadas de trabajo hasta en un 50% como una medida con la finalidad de preservar el empleo a los trabajadores, cuando los ingresos brutos de las empresas estuvieren afectados en al menos un 20%. Sin embargo, si los ingresos de la empresa presentaren una reducción de al menos un 60% la jornada podría reducirse hasta en un 75% para el trabajador. A pesar de lo establecido por la normativa, se ha indicado que cuando la persona empleadora no haya sufrido disminución según los porcentajes indicados, pero haya presentado una afectación real por esta situación, deberá presentar ante la Inspección de Trabajo, la documentación que autorizare dicha reducción. Esta reducción deberá ser tramitada y autorizada por la Inspección de Trabajo del Ministerio de Trabajo. Por ello, esta medida es de carácter temporal y unilateral, no podrá ser aplicada de manera ilimitada, corresponde a la realidad económica de la empresa y se justifica en el principio de excepcionalidad que se aplica a las relaciones de empleo privado.

De conformidad con la Ley N° 9832 “Autorización de Reducción de Jornadas de Trabajo ante la Declaratoria de Emergencia Nacional, para el cálculo de prestaciones laborales se utilizarán los últimos 6 salarios percibidos previa aplicación de ambas medidas, es decir no serán considerados aquellos salarios percibidos durante la aplicación de la reducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTAR

Abrir chat