Sobre la Permuta del Tiempo No Laborado

Esta figura se incluyó en la Ley N° 9832 “Autorización de Reducción de Jornadas de Trabajo ante la Declaratoria de Emergencia Nacional. Dicha ley en su artículo 11, indica que las personas empleadoras podrán acordar con las personas trabajadoras la interrupción temporal de la prestación de labores con goce de salario durante la declaratoria de emergencia nacional. Una vez decretada como finalizada la emergencia, las personas trabajadoras, en apego a los términos pactados, repondrán el tiempo no laborado que de previo les había sido remunerado. 

Es decir, la permuta laboral es un acuerdo en el cual interrumpen temporalmente las labores, pero el trabajador sigue recibiendo salario sin cambios mientras perdure la emergencia. No es necesario ningún tipo de procedimiento específico, ni tampoco se requiere la autorización por parte de la Inspección de Trabajo del Ministerio de Trabajo. 

Lo recomendable es que la aplicación de la figura se dé por medio de un documento suscrito entre patrono y trabajador para así garantizar su cumplimiento. Es dicho documento el patrono se comprometería a pagar al trabajador el salario a pesar de que este no se presente al centro de trabajo, y por su parte el trabajador se compromete a cumplir con dichas horas cuando finalice la emergencia. 

Se debe aclarar que las horas laboradas bajo la figura de permuta no son consideradas extraordinarias, por lo que su pago no es el correspondiente a tiempo y medio, sino que son horas de carácter ordinarios, que se están pagando de forma adelantada por parte del patrono. Sin embargo, estas horas pueden ser laboradas luego de haber finalizado la jornada ordinaria, cumpliendo los límites de jornada según su categoría: diurna, mixta o nocturna. Es decir, es ningún caso y ni siquiera bajo el uso de esta figura, la suma de las horas ordinarias y las de reposición, podrán sobrepasar 12 horas diarias. 

El procedimiento para el cálculo de las horas no está establecido y puede ser pactado entre las partes siempre que se cumpla con los límites legales establecidos para tales efectos. El plazo de aplicación para la permuta es de un año, es decir, una vez finalizada la emergencia, salvo disposición en contrario, tendrá un año para la reposición de las horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTAR

Abrir chat